VALERIANA

VALERIANA

(Valeriana officinalis)

Castellano: - Valeriana o Hierba de los gatos
Català: - Valeriana
Euskara: - Ardi-belarri – Ardi-mihi – Suar-belar
Galego: - Erva-dos-gatos – Valeriana
Valencià: - Valeriana

Indicada para la tensión, ansiedad y estados de irritabilidad, acompañados de dificultad para dormir.

Es natural y no debilita ni agota como los tranquilizantes de origen químico y tampoco crea hábito. Relajante para DEJAR DE FUMAR.

Nos encontramos ante una interesantísima hierba, conocida también como YERBA GATERA o HIERBA DE LOS GATOS, por recurrir también a ella, gatos y perros cuando algo no funciona bien en sus organismos.

Fabio Colonna, un conocido herbolario de la Edad Media, fue posiblemente el primero en utilizar la valeriana, al afirmar en su obra PHYTOBASANOS (Nápoles, 1592) que la usó para sanar la epilepsia que padecía. En la literatura son numerosas las referencias antiguas a esta planta como remedio natural contra la excitación nerviosa.

CARACTERÍSTICAS DE LA PLANTA

Planta verde que desaparece con el verano para brotar de nuevo con la primavera. De tallo recto, hueco y erguido, puede alcanzar hasta los dos metros de altura, con pocas hogas que se agrupan de dos en dos.

Las flores de la valeriana pueden ser blancas o rosas, y se agrupan en una gran inflorescencia en su extremo. En la base de la planta se forma un rizoma del que surgen, casi horizontales, otros tallos subterráneos y raíces.

Tanto las hojas, como el rizoma, se caracterizan por su sabor amargo y un característico olor, especialmente el rizoma, que huele a queso fuerte.

LOCALIZACIÓN

La planta se localiza en prados y bosques húmedos y sombríos. Precisa mucha agua y tierras profundas y podemos encontrarla en la montaña, incluso en alturas de más de dos mil metros.

PRINCIPIOS ACTIVOS

Contiene alcaloides, aceites esenciales y la sustancia que le confiere sus propiedades farmacológicas tan interesantes: el ácido valeriánico.

PROPIEDADES MEDICINALES

Se la considera y es de uso generalizado, tanto en su estado natural, como en suplementos de herboristería o farmacia, para tratar los estados nerviosos. Tiene propiedades antiespasmódicas, hipnóticas y sedantes. Calma los estados de excitación y estrés y ayuda a conciliar el sueño

Según ESCOP, tensión, ansiedad e irritabilidad, con dificultad para conciliar el sueño.
Según la Comisión E: le reconoce beneficios para tratar la ansiedad y trastornos del sueño de origen nervioso.

Existen varios ensayos clínicos efectuados con los extractos de la raíz de valeriana y la mayoría de ellos coinciden en apreciar una significativa reducción del tiempo necesario para conciliar el sueño. Sin embargo, los efectos no son inmediatos y se requiere un tratamiento de entre dos y cuatro semanas para conseguir una mejora significativa, con la ventaja, eso sí, de no existir riesgo de dependencia ni de efectos adversos, lo cual diferencia claramente la acción de la valeriana de la de los hipnóticos sintéticos y benzodiacepinas. El médico o naturópata debe informar de ello al paciente, especialmente al inicio del tratamiento, para que no lo interrumpa prematuramente.

EPOCA DE RECOLECCIÓN

Puesto que nos interesa fundamentalmente el rizoma, este ha de recolectarse antes de la floración de la planta, pues cuando esta llega, los jugos que concentran todas las propiedades medicinales, pasan a los capullos. La valeriana florece en primavera o verano, según el clima de la zona en la que se encuentre. El rizoma recolectado, puede secarse, aunque siempre es mejor utilizarlo fresco.

Para guardarlo, antes de secarlo al sol, debe lavarse con agua, pero sin rascar; pues los principios activos se encuentran bajo las capas superficiales. Seco, se conservará en botes herméticos, resguardado de la luz y la humedad.

USOS, PREPARACIÓN Y APLICACIONES TRADICIONALES DE LA VALERIANA

Actualmente existen productos de dietética y herboristería que, tanto en su forma simple, como en combinación con otras plantas medicinales, consiguen de la valeriana el fin propuesto en cada caso, con la comodidad de estas presentaciones que pueden llevarse en el bolsillo o bolso y tomarse en cualquier lugar y circunstancia que lo requiera.

La valeriana es natural y no debilita ni agota como los tranquilizantes de origen químico y tampoco crea hábito, propiedad que lo hace especialmente interesante para llevar siempre encima como relajante para DEJAR DE FUMAR.

Actualmente en el mercado la podrá encontrar en forma de comprimidos, cápsulas, jarabes y perlas de valeriana. Es importante siempre que los productos adquiridos tengan la concentración y calidad exigible en la CE

Algunas referencias que contienen valeriana las podrá encontrar haciendo clic aquí

En su estado natural, la valeriana se utiliza en tintura o infusión. Como calmante de los nervios, es recomendable el siguiente preparado: picar unos 50 gramos de rizoma y añadir un vaso de agua; el contenido puede endulzarse preferiblemente con miel, pero también con azúcar, y puede tomarse al día siguiente de su preparación, bien natural, bien caliente. Este preparado es eficaz contra:

  • Los nervios
  • El Insomnio
  • Los vómitos
  • La timpanitis
  • Los parásitos intestinales.

También es posible preparar un vino de valeriana añadiendo a un litro de vino (fino u oloroso) unos 200 gramos de rizoma machacado que se mantendrá en maceración durante dos semanas, removiendo la botella cada día. Se pueden tomar dos o tres copitas, pequeñas, como máximo al día.

Tradicionalmente, la valeriana se administraba en forma de tinturas de la planta fresca o seca, en infusión o directamente en polvo, pero actualmente lo más cómodo es administrarla en forma de cápsulas, comprimidos o jarabes. Una ventaja de esta forma de dosificación es que se evita su olor no especialmente agradable.

1. Tisana: se prepara la infusión con la raíz fresca, machacando media onza y dejándola en agua un día. Se pueden tomar hasta 2 vasos diarios, previamente colada y endulzada.

2. Vino de valeriana: se prepara con 150 gramos de la raía, bien machacada y lavada, que se añade a 1 litro de vino de Jerez Se remueve a diario durante 15 días y después se filtra. Se pueden tomar 2 ó 3 copitas al día.

3. Infusión: mediante una maceración en frío con dosis de 0,5 a 5 gramos de raíz. Eficaz contra los vómitos, la timpanitis y los parásitos intestinales.

En Naturestel.com encontrará valeriana comercializada en multitud de formas y combinaciones. Clic aquí.

CONTRAINDICACIONES DE LA VALERIANA

La valeriana es probablemente segura para la mayoría de la gente cuando se usa en un corto espacio de tiempo. Se desconoce la seguridad de su uso continuado a muy largo plazo o con dosis elevadas. Hay información que sugiere que el uso de la valeriana también podría ser seguro para los niños si la toman entre 4 y 8 semanas.

En algunas personas la valeriana puede producir algunos efectos secundarios tales como dolor de cabeza, excitabilidad, intranquilidad e incluso insomnio. Excepcionalmente, algunas personas pueden sentirse lentas en la mañana después de tomar valeriana, especialmente si toman dosis altas. Es mejor no manejar maquinarias peligrosas después de tomar valeriana en dosis altas.

Embarazo y lactancia: No hay suficiente información sobre la seguridad del uso de la valeriana durante el embarazo o la lactancia. Por precaución, siempre es recomendable evitar su uso.

Cirugía: La valeriana retarda el sistema nervioso central. La anestesia y los otros medicamentos que se usan durante la cirugía también afectan al sistema nervioso. La combinación podría ser dañina. Deje de tomar valeriana por lo menos 2 semanas antes de tener someterse a una operación con anestesia.

Interacciones:

Consulte siempre con su médico o naturopata las posibles interacciones de su medicación con la valeriana.

Alcohol

El alcohol puede producir somnolencia. La valeriana también puede producir somnolencia. El tomar grandes cantidades de valeriana junto con alcohol podría causar mucha somnolencia.